REFLEXIONES ELECTORALES

Ante las opciones que nos ofrece el escenario político y la falta de reformas constitucionales que allanen el camino de una más nítida democracia y de un México prospero, me permito expresar las siguientes reflexiones:

  1. Tendremos el deber de dirigir nuestra atención y voto hacia la persona que demuestre y tenga valores suficientes que garanticen una gobernabilidad sin precedentes para, cuando menos, los próximos 20 años. No obstante que se trata de una elección sexenal, debemos obligarnos a pensar con un alcance de miras mayor, por lo que el candidato que resulte ganador y tome las riendas para dirigir el país de 2018 a 2024, deberá tener una visión de Estado próspera, creciente y de liderazgo a largo plazo.
  2. En la competencia por la Presidencia de la República ya se dejan ver, por lo pronto, 3 candidatos cuya aspiración legítima se puede cristalizar a través del voto de sus seguidores y/o simpatizantes. Partimos de la base de que entre ellos se dará la más ardua contienda y, teóricamente, se definirá la elección a favor de quien logre estar apenas por encima de una tercera parte del padrón electoral. Esto, sin embargo, representaría un mensaje desalentador para los mexicanos y para el futuro de nuestra Nación, ya que la persona así electa no contaría con la representación y aprobación de la mayoría de los mexicanos con derecho a votar. Estaríamos nuevamente en un escenario de legitimación pobre para cumplir y hacer cumplir las promesas de campaña y México y los mexicanos, seguiríamos lejos de alcanzar los grandes anhelos a los que millones de Mexicanos aspiran desde hace décadas.
  3. El frente político de tres partidos recientemente formalizado y anunciado no deja de llamar la atención; sin embargo, aún con esta suma de voluntades, todavía se encuentra por abajo de la tendencia electoral, debido a la dispersión que han provocado, por una parte, quienes prefieren ir solos a la contienda ilusionados de ser oídos por el electorado y, por la otra parte, debido a la fuerzas duras de los partidos políticos que no están dispuestos a ceder y se aferran a mantenerse en el poder o en la contienda, anteponiendo y cuidado primero sus intereses particulares o de grupos, que los que reclama nuestro México.
  4. Ojala exista la capacidad y comprensión para entender lo que hoy necesita nuestro país. Se requiere sin duda, un acuerdo de voluntades que vaya más allá del puro interés personal o de grupos y mediante el cual se fijen las políticas de Estado en materia, por ejemplo, de Seguridad Nacional, combate a la Corrupción, de Control de la Delincuencia, de Salud, de Promoción de la Cultura y Educación, de Desarrollo Industrial y Comercial, de generación de Empleo, de Apoyo a Sectores Sociales desprotegidos, de Planeación y Desarrollo de Infraestructuras, de Desarrollo al Campo, a la Agricultura y a la Ganadería, por citar algunos de carácter prioritario.
  5. La contienda electoral deberá estar basada en la razón y no en el encono. Tenemos que descartar del diálogo las ofensas, acusaciones o menosprecios que sin fundamento alguno, buscarán distraer la atención de una parte del electorado confundido y harto de promesas vanas o imposibles de cumplir. Si queremos crear esperanzas para lograr un auténtico cambio de fondo en la forma de Gobierno que trascienda a los corruptos, a la delincuencia, en fin, a la barbarie política, los candidatos que habrán de contender, deberán hacerlo con gran responsabilidad y respeto hacia ellos mismos, hacia sus seguidores y hacia la población en general. Sus planes de Gobierno deben de ser claros y sustentarse de razones y fundamentos que lleguen a la contundencia en la mente de quienes estamos en espera de ver un México mejor para nosotros y para nuestras futuras generaciones.
  6. Los retos son enormes pero posibles de alcanzar. Deberemos abrir nuestras conciencias y escuchar las ofertas políticas que están en ciernes, con profunda responsabilidad de análisis y reflexión. Yo aplaudo la razón, la justicia, la moral, la libertad y la esperanza y, ante ello, no tengo más que decir: ¡Qué Viva México!

gzenizo@gmail.com

QUÉ HA SIDO DE NUESTRA “INICIATIVA CIUDADANA”

En agosto de 2015, antes de que Kumamoto y Clouthier asumieran sus cargos como legisladores, un grupo de cinco ciudadanos nos juntamos para promover la inciativa que denominamos “Primero Cumplan” donde planteamos que el financiamiento a los partidos políticos dependiera de los votos obtenidos en las urnas y no del padrón electoral. Asimismo, propusimos que en las boletas electorales se incorporara una casilla con la leyenda “Me abstengo”, para incentivar a aquellos ciudadanos (una gran mayoría) que no acuden a votar por apatía o porque de plano, están hartos de la partidocracia que hoy impera en nuestro régimen político. Así, los ciudadanos podrían ejercitar su derecho de voto, con la sola abstención, sin verse obligados a votar por el menos malo o anular su voto.
De este esfuerzo que hicimos con nuestros propios medios, hay constancia en los videos y posters que producimos y publicamos en youtube, facebook, tweeter y change.org. Más aún, en el buscador google escribiendo “Primero Cumplan” se pueden encontrar entrevistas que logramos tener con algunos comentaristas.
En su momento, tuvimos un acercamiento con Kumamoto, para que se sumara al esfuerzo que habíamos emprendido. Pero, salvo que una persona de su equipo, nos escuchara, no obtuvimos nada. Él personalmente nunca contestó.
Apoyamos, porque así lo propusimos, que el financiamiento a los partidos dependa de los votos que obtenga cada partido y no del padrón. Pero, a diferencia de Kumamoto, creemos que debe ser el 50% de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) y no el 65% del salario mínimo. Es un error mantener indexados al salario mínimo, los recursos que se le entregan a los partidos, porque cualquier intento por mejorar en términos reales el poder adquisitivo de los trabajadores se convertiría, injusta y paradójicamente, en un beneficio para los partidos.
Creemos también que es un error, que la iniciativa de Kumamoto no considere, como nosotros sí lo proponemos, legitimar el derecho a la abstención, porque debemos estimular al ciudadano a que acuda a las urnas, aunque no esté dispuesto a votar por ningún candidato. Es decir, tendría el derecho de abstenerse en forma manifiesta, lo que resultaría en un aviso de alerta o llamada de atención a la clase política, con consecuencias que irían desde el recorte presupuestal, hasta la posibilidad de ir a una segunda vuelta en las elecciones. Por el contrario, si solo se vincula el financiamiento de los partidos a los votos, sin darles a los ciudadanos esta opción, se continuará fomentando una baja participación en los comicios electorales.
Nosotros insistimos que si los legisladores que escogemos mediante el voto popular, tienen el derecho de abstenerse cuando se votan leyes en el Congreso, los ciudadanos debemos tener ese mismo derecho al momento de elegirlos.
Es nuestro parecer que las  iniciativas que hoy en día están dándose en la Cámara de Diputados, tratando de imitar nuestro proyecto de Iniciativa Ciudadana, son una mala copia, y que de no ser escuchados, difícilmente lograremos un cambio trascendental de nuestro sistema político de partidos.

UN AÑO MÁS…

Una nueva esperanza para vivir, para amar, para luchar por lo que anhelamos;
Un Año más…
Para agradecerle a Dios la oportunidad de tenerlos como amigos y amigas;
Para enmendar nuestras faltas y ser mejores cada día;
Un Año más…
Al lado de nuestros seres queridos;
Para darnos a ellos, para aprender de ellos, para seguir siendo de ellos;
Un Año más…
Para descubrir la grandeza del ser humano;
Para darnos a los demás, no importando lo que esto cueste;
Para entender mejor que no siempre el sufrimiento aniquila, sino sublima el sentido y la dimensión del Amor;
Un Año más…
Para seguir viviendo el momento, el instante;
Para superar la añoranza y ver más allá de nosotros mismos;
Un Año más…
Para seguir enriqueciéndonos de todos aquellos que nos acompañan en vida;
Para entender que no todo es malo y que a través de las vivencias que se tienen, se descubre la abundancia de todo lo bueno que viste al ser humano;
Un Año más…
Para comprender que no soy “Yo”, sino somos “Nosotros”;
Para enlazar conciencias que busquen el bien común;
Para construir lazos de afecto, de apoyo, de solidaridad hacia los que menos tienen;
Para dar consuelo y guía a quienes lo necesitan;
Un Año más…
Para aprovechar plenamente cada minuto, cada instante y cada momento que tengamos la oportunidad de vivir.

Les deseo de todo corazón que tengan una muy Feliz Navidad y que el Año 2017 que está por comenzar los colme de bendiciones.

Despertar de Conciencias

No cabe duda que el efecto Trump ha despertado sensibilidades de seres muy valiosos por doquier, que parecían dormidos. Necesitábamos una sacudida de tal tamaño para reaccionar, para razonar, para expresarse, para actuar, en fin, para dejar de ser tan conformistas con lo que somos y tenemos. Me sorprende sobremanera la reacción en cadena que ha provocado lo que parecía ser un sunami que presagiaba la destrucción, casi, casi, el fin del mundo. Y lo que en verdad ha provocado, es el despertar de conciencias, de nuevos horizontes llenos de optimismo y de oportunidades. Necesitábamos un acicate de tal magnitud, para darnos cuenta de lo mucho que tenemos, de lo mucho que valemos y de lo mucho que a partir de ahora podemos construir. El hartazgo y la complacencia, ya no caben más en nuestro interior. Debemos despertar y mantenernos altivos para no permitir que las sombras y tinieblas de los que se ufanan o se sirven de la tragedia o el poder, se apoderen de nuestros sueños, de nuestros ideales, de nuestros valores. Hoy más que nunca, debemos de demostrar nuestro temple, debemos de salir y gritar en nuestro interior: ¡TODO SALDRÁ BIEN, TODO TENDERÁ A SER MEJOR, JUNTOS TODOS LOGRAREMOS SUPERAR CUALQUIER ADVERSIDAD, TODOS TENDREMOS LA CAPACIDAD DE CAMBIAR Y SER MEJORES CADA DÍA!
Los invito a todos a mantenerse alertas, vivos y en acción. Yo ya lo estoy haciendo…

Mensaje de Navidad 2015

Navidad, momento mágico para el re-encuentro con uno mismo, reconfortados con el Amor de Jesús y de todos nuestros seres queridos que hoy forman parte de Él.
Navidad, acontecimiento que evoca el nacimiento de Jesús y nos ofrece a nosotros el poder renacer en nuestras almas, mediante los símbolos de Amor, Esperanza, Humildad, Alegría y Felicidad.
Navidad, cuyo significado se da con el nacimiento y renovación de la vida misma, que nos alienta para seguir con Fe, Paz y Armonía por el sendero que todavía nos toca andar.
Derramemos todos estos nobles sentimientos en nosotros mismos y en los demás no tan solo en esta época de Navidad, sino por siempre!
Que tengan una muy Feliz Navidad!

Ah, qué bohemia!

Les comparto algo que acabo de contestarle a un amigo de la vida, quien se siente preocupado por mi devenir:
“Gracias, querido amigo. Te comparto algo que me hace recordar entrañablemente a quien fuera mi esposa …”

El canto de El Cigala es lamento con gran sentimiento, digno de apreciar!

“Fuímos creados por una generación cuyos sentimientos se expresaron al máximo.
Por eso, amamos tanto;
Por eso, nos regocijamos tanto;
Por eso, nos envolvió el amor;
Por eso, las quisimos tanto;
Por eso, las idolatramos;
Por eso, hoy, nos cuesta trabajo dejarlas;
Pero también por eso, hoy, estoy dispuesto a seguir viviendo!

Eso viene de mi ser interior que se expresa ante un amigo!

Te abrazo, amigo!”

Perdonen el grado de bohemia que traía a 24 horas de estar por recibir el Año Nuevo 2016.
Quizás mañana, no me pueda expresar, por lo que nunca pediré perdón de la bendición que Dios me dio de haber tenido como pareja a una mujer como mi amada Beti y tampoco pediré perdón de la dicha de gozar la vida a través de las vivencias que tuve con ella y que no hicieron más que engrandecer mi amor hacia ustedes, hacia todos los que han estado a nuestro lado (de mi hija y mío) y hacia aquellos que también hoy ansían vivir colmados de amor y de felicidad.
Seguiré viviendo, y con ustedes a mi lado, por siempre, mientras Dios me lo permita!
Los amo, Gus

HACE UN AÑO…

Hace un año, todos reunidos en hermandad, sea por la Navidad o por la celebración del Año Nuevo, alderredor de nuestra querida esposa, madre, suegra, hermana, tía, abuela y amiga, Beatriz Eugenia, quien no hacía más que derramar en nosotros su intenso Amor. Recuerdo que nuestro mensaje fue el silencio, porque seguramente ella no tenía palabras para expresarnos lo mucho que nos amaba y lo difícil que le resultaba lo que ya percibía: el tener que enfrentar lo que veía venir en forma inminente, eso que se da por los llamados designios de Dios. Pero recuerdo también, que aprovechamos muy bien el momento para disfrutarnos y sobre todo, para brindarle a ella, nuestros lazos fraternales llenos de esperanza y fe, virtudes que a la postre serían las que han venido reconfortando nuestra alma para aceptar con tristeza y humildad su partida.
Dejó pues en el 2015, una huella de Amor que será imborrable y difícil de olvidar; dejó un año que parecía desolación por doquier, pero que sin embargo, todos lo hemos podido o debemos de superar por la claridad de su ejemplo de Amor, Esperanza, Fortaleza, Entereza y Fe que hasta el final nos entregó.
Reconstruyamos los recuerdos, dejémoslos en nuestros corazones y recibamos un año 2016 lleno de esas virtudes y de mucha Felicidad. Qué Dios los bendiga!
Los amo a todos, Gus

REFLEXIONES DEL DÍA

Estoy preocupado sobre el destino que tendrá el actual Gobierno después de la increíble noticia de la fuga del Chapo. O, acaso, no pasará nada y todo seguirá igual?
Por lo pronto el acontecimiento ya monopolizó los foros por un buen rato!
Es burla, es humillación, es vergüenza, es agravamiento de la crisis, es la evidencia más sarcástica de la corrupción, o acaso será el límite de la tolerancia? Pensándolo bien tiene algo de positivo ya que es una oportunidad para los productores y directores de cine de llevar a la pantalla una nueva historia de fuga que sobrepasa la imaginación de cualquiera, hasta de las más audaces fugas que se han dado en la historia. Podríamos aprovechar la situación para impulsar en serio la industria cinematográfica. Qué es esto?
Ni Mandraque, ni Houdini, ni Coperfiled, ni el Mago de la Calle, habían logrado tanto…
Al Chapo ya lo estoy encasillando como un héroe, que será épico, más allá de un Robin Hood o el mismísimo Fantomas o el Conde de Montecristo!
Esperábamos algo que distrajera nuestra atención en serio y pensábamos que eso era lo que venia sucediendo últimamente con Donald Trumph, pues no, ahí viene la “Leyenda del Chapo”.
Y será una leyenda que podrá subirse a la pantalla grande o a las más vendidas series de TV que tendrán muchas más partes que Rápidos y Furiosos o mucho más temporadas que The Game of Thrones…
Por qué, porque las consecuencias todavía son inimaginables, pero eso si, nos distraeremos para no ofender o lastimar nuestros sentidos por los paseos de la familia real, perdón, presidencial por los Champs Elyses…
Tomemos en cuenta que las historias sobre hechos basados en la vida real son aún más atractivas, o no?

APENAS AYER… UN SI, QUE VALE ORO

“Lo mucho o poco que nos acontece en vida, no es más que pasajero, pero cimienta las bases de nuestro ser y fuerza espiritual.”

Corría el año de 1960 y Manolo, quien contaba con apenas 11 años de edad, ya se cuestionaba a si mismo qué podría llegar a ser cuando fuera grande, porque recién se había topado con la criatura más hermosa que jamás imaginó, una bellísima niña de apenas 9 años de edad, de sonrisa angelical, que al proferirla, no hacía más que descubrir la voluptuosidad de sus chapeadas mejillas avistando a su vez sus bellos ojos de miel y cuya imagen la grabó por siempre, a tal grado, que no hizo más que estimularle a él, además de sus tempranas neuronas, su ansia por crecer y dejar de ser, más temprano que tarde, una simple promesa.

El encuentro se había dado gracias a María, la madre de Manolo, quien había llevado a su vástago a casa de quién había sido su profesor de piano, en la década de los 40’s, para que lo instruyera en el arte de tocar tan bello instrumento. Fue allí donde Manolo conoció a la Chiquitina -como solían decirle sus hermanos mayores- a aquella adorable criatura, hija de quien, a la postre, sería su profesor de piano. De ese encuentro fugaz partió lo que a continuación relato de Manolo.

Cierto día, María le preguntó a Manolo si deseaba acompañarlo a visitar a su abuelo y como siempre se le ofrecían dulces o algún regalo, no tardó Manolo en asentir y correr detrás de su madre para subirse al auto y partir con ella a casa del abuelo. Llegando a su destino, los recibió Altagracia, una mujer de avanzada edad pero de paso firme, que era la autora de la exquisitez de la comida que se tenía la oportunidad de probar en ese majestuoso hogar. Altagracia anunció la visita y mientras los abuelos se disponían a darles la bienvenida a María y a Manolo, este se escabulló detrás de Altagracia para llegar junto con ella hasta la cocina. Manolo observó cómo Altagracia se arrodillaba enfrente  de un objeto rectangular de piedra para seguir con sus tareas cotidianas y sin esperar mucho, ya Manolo le había proferido la obvia pregunta:

– ¿Qué es eso, Altagracia?

– Es un metate, mi niño.

– Y, ¿para que sirve?

– Ah, pues para hacer unas pacholas que te vas a comer al ratito, mi niño.

Y en eso estaban cuando Manolo escuchó el grito de su madre María, quien lo llamaba a saludar.

– Hola Abu, cómo estás! Hola abuela! ¿Qué vamos comer unas pacholas? ¿Qué es eso?

– Si, ya lo verás, unas ricas pacholas y algo más. -Pasemos al comedor-, dijo el abuelo.

Y fue allí en donde Manolo se entregó a lo placeres del buen comer como seguramente lo hacía Dioniso en el Olimpo, a diferencia que en lugar de vino, a él le sirvieron un vaso de agua de jamaica. Sus pensamientos en ese momento estaban centrados en la deliciosa comida que probaba, el arroz con chícharos y zanahorias, las pacholas de carne molida de res acompañadas con aguacate y con unos frijoles refritos, simplemente excepcionales. Desde luego, no faltó el postre, unos deliciosos chongos zamoranos que en dicha casa estaban a cargo de la tía bisabuela de Manolo, apodada “Moñito” y quien llegó a ser el prototipo de la bisabuela ideal, la de los cuentos.

Terminada la comida, se levantó el abuelo de la mesa y dirigiéndose a Manolo , le dijo:

– Ven, acompáñame al despacho-, algo que era común tener en aquéllas casonas estilo colonial de la época.

Entrando al despacho, quedó sorprendido Manolo de su sobriedad y de la cantidad de libros que a su alrededor veía. El abuelo, no hizo más que tomarlo de la mano y pararse junto con él enfrente de un cuadro enmarcado, lleno de escritura y cuya inscripción procedió a leerle, párrafo por párrafo, sin perder la solemnidad que en dicho momento quiso imprimirle el abuelo al acto mismo. Decía así:

SI

 Si puedes estar firme cuando en tu derredor

todo el mundo se ofusca y tacha tu entereza;

si cuando dudan todos fías en tu valor

y al mismo tiempo sabes excusar su flaqueza;

si puedes esperar y a tu afán poner brida,

o blanco de mentiras esgrimir la verdad,

o siendo odiado al odio no dejarle cabida

y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad.

 

Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey;

si piensas y el pensar no mengua tus ardores;

si el Triunfo o el Desastre no te imponen su ley

y los tratas lo mismo, como a dos impostores;

si puedes soportar que tu frase sincera

sea trampa de necios en boca de malvados,

o mirar hecha trizas tu adorada quimera

y tornar a forjarla con útiles mellados;

 

Si todas tus ganancias poniéndolas en un montón

las arriesgas osado en un golpe de azar,

y las pierdes, y luego con bravo corazón

sin hablar de tus pérdidas vuelves a comenzar;

si puedes mantener en la ruda pelea

alerta el pensamiento y el músculo tirante

para emplearlos cuando en ti todo flaquea

menos la Voluntad que te dice: “Adelante”;

 

Si entre la turba das a la virtud abrigo;

si marchando con Reyes del orgullo has triunfado;

si no pueden herirte ni amigo ni enemigo;

si eres bueno con todos, pero no demasiado,

y si puedes llenar los preciosos minutos

con sesenta segundos de combate bravío,

tuya es la Tierra y todos sus codiciados frutos,

y lo que más importa, serás Hombre, hijo mío.

 

                                          Rudyard Kipling

 

Terminando el abuelo con su lectura, volteó a ver a Manolo y le dijo:

– Qué te parece, ¿Te gustó?

Y Manolo, con una cara de asombro e incomprensión por lo que había escuchado, no encontró otro remedio que decirle, -Sí, abuelo, si me gustó-, siguiendo simultáneamente con la irrupción de su madre María, que entrando al despacho, le dijo a su padre, – Bueno, padre mío, nos vamos porque ya se nos hizo tarde y tengo que ver por tus otros nietos que en esta ocasión dejé en casa-.

– Ve con Dios, hija mía.-

Puedo asegurarles que de estos pequeños detalles nació la admiración tan grande  que Manolo les tuvo siempre a su tía bisabuela “Moñito”, a Altagracia y, qué decir, a su abuelo mismo. “Moñito” se convirtió en la relatadora más amena y admirable de cuentos. Altagracia, en la cocinera que le estimuló poco a poco el apetito para el buen comer. Y, el abuelo, al destacar de él la viva imagen de un hombre justo –siempre lo identificó como un abogado-, consentidor siempre con sus hijos y nietos y dadivoso con todos aquellos que tenía cerca. Jamás perdonó que el tiempo fuera un enemigo del confort, la satisfacción y el apego a tan memorables personajes que venían atravesándose en su vida, pero también con el tiempo supo aceptar y comprendió lo irremediable de tan injusta consiga a la que llega la vida y entendió así, después de muchos años, que la felicidad se vive a cada instante y que no era él mas que un pasajero más, de qué, precisamente del tiempo.

Para algunos, Manolo puede reflejar la identidad de un simple mozalbete precoz e ingenuo y, para otros, será aquél niño cuya constancia era el sueño y el sentimiento que al paso del tiempo pudo convertirlos en una realidad, ¿Será?, al tiempo!